-->

domingo, 28 de diciembre de 2008

inocentadas

Hacía años que no presenciaba directamente una buena inocentada. Me ha ocurrido hoy, comiendo con mi padre, alguien le ha gastado una de esas antológicas. Los tiempos cambian y ya nadie usa el clásico monigote de papel adherido a la espalda del inocente, pero hace 50 años todavía era común ver páginas como esta en los semanarios de humor, aunque como verán, Ibáñez utiliza recursos inesperados para construir sus gags.


2 comentarios:

LAUREANO PRODUCTIONS dijo...

Jajaja! En estos tiempos no pasa nada por ir por la calle sin ir con los ojos en la espalda. Ahora mas bien se usa el "cachondeo".

Chespiro dijo...

Otro recurso interesante del maestro Ibáñez.