-->

lunes, 24 de septiembre de 2007

Apócrifos de Ibáñez en el Tio Vivo de 1967

Como es sabido, Ibáñez fue abandonando progresivamente algunas de sus series debido a la sobrecarga de trabajo.Revisando Tío Vivos del año 1967 he podido localizar algunas de las primeras planchas apócrifas, que pueden encontrarse de forma muy evidente en torno al TV 350 (noviembre) y posteriores. A este número pertenecen las imágenes seleccionadas.

13 rue del percebe es una de las primeras de esta revista en pasar a un autor no acreditado, ya desde el nº 349. Se trata de Juan Bernet Toledano, quien a partir de esas fechas realizará regularmente las planchas, convirtiendo a Rompetechos en invitado casi permanente.

Desde la portada, Don Pedrito nos regala su permanente sonrisa, pero ya no de la mano de Ibáñez, sino del mismo sustituto de 13. No tienen más que observar en los personajes circunstanciales sus posiciones algo rígidas y sus expresiones para notar sutiles diferencias de estilo. Sanchís será otro inconfundible sustituto en otro periodo de la serie.


La página de esta semana de MyF resulta desconcertante por su dudosa ejecución, más digna de un neófito que de un autor consagrado. Observen, por ejemplo, en la tercera viñeta, cómo los pies de Filemón y el cliente se hunden en la viñeta, con evidente falta de estética, o la escasa eficacia al resolver el cuerpo de burro de Mortadelo en las viñetas 12 y 13. Si continúan observando pueden descubrir más anomalías.

La página de Rompetechos aún tiene algunos rasgos extraños, si bien más por el efecto de un entintado defectuoso que por autoría apócrifa. En números posteriores, Bernet Toledano alternará con su creador.

La doble página central de Pepe Gotera y Otilio es ibañezca, aunque el entintado ya hace tiempo queda en otras manos.También Uhu, que se publica a semanas alternas en esta revista y en el Pulgarcito, pertenece igualmente a Ibáñez, aunque en esta ocasión la tinta lleva también su sello característico, con volúmenes más gruesos cuando corresponde, a diferencia del entintado más plano de la serie de los chapuzas.

Ibáñez aún volverá intermitentemente a dibujar estas creaciones durante un tiempo, intercalándose los originales con páginas apócrifas en los números que siguen hasta que definitivamente desaparezcan de la publicación con la llegada de nuevos autores y personajes en los años 70. En posteriores entradas intentaremos establecer una nueva acotación.

8 comentarios:

Carlos dijo...

Muy buenas, aunque aquí aparezca como Carlos por cosas de los ordenadores, he de decir que soy ése que firma como Señor Ogro en otros foros. Aún no me había animado a dejar comentarios en este magnífico blog por eso de que había que registrarse como "blogger" y me parecía un poco lioso, pero tenía que hacerlo tarde o temprano y qué mejor ocasión que ésta, en una interesantísima entrada sobre los negros de Ibáñez. En fin, que es un lujo disfrutar de la Osa Mayor y que estas imágenes me han resultado muy curiosas y sorprendentes. ¡Muchas gracias!

Migsoto dijo...

Pues muchas gracias a tí, Carlos, por dejar constancia de tu visita. Seguiremos buscando todo tipo de joyas y curiosidades.

Mortadelón dijo...

Un análisis de apócrifos muy acertado que amplía la información del libro. ¿Piensas que esta plancha de MyF pueda ser la primera apócrifa en la historia de los personajes?

Migsoto dijo...

Es dificil decirlo, Mortadelón, pero es muy posible. Todas las historietas que conocemos hasta esa fecha vienen firmadas por el autor, la sustitución a partir de este momento debió de producirse por razones de sobrecarga de trabajo.

Gordito Relleno dijo...

Esto de descubrir apócrifos es un sano deporte al que me he aficionado hace poco de la mano sobre todo del ilustre blogger que tan gentilmente nos invita. Muy interesante, sin duda. Aparte de Ibáñez sé que Vázquez también tuvo sus apócrifos. ¿Les consta que hubiese más dibujantes de Bruguera que los tuvieran?

Migsoto dijo...

De los "grandes" los únicos que conozco que tuvieran ayudantes, en este caso solo en el pasado a tinta, fueron Segura y Raf. En cuanto al resto, lo creo menos probable: el tema de las "ayudas" era porque el autor debía multiplicar su firma en múltiples revistas, lo que no era el caso de los autores de menos exito que los "cracks" de la editorial.
Martz Schmidt también tuvo equipo, pero aqui la particularidad reside en que los autores (Ardil, Rosique, Rogelio..) firmaban con su nombre debajo de la denominación "equipo Martz-Schmidt".

Gordito Relleno dijo...

Estoy recordando que acaso en la última época de Escobar, cuando el maestro ya octogenario seguía firmando sus trabajos en Ediciones B (hacia 1.990), tal vez tuviese algún apoyo en esas postreras historietas de calidad ya por desgracia decreciente.

Chespiro dijo...

Creo que Ibáñez citó en alguna ocasión que Escobar tenía "pasantes" (a tinta) en su época más gloriosa.
Muy interesante el artículo. La verdad es que el entintado de los años 66-67 hace que a veces uno dude de la autoría de Ibáñez (sobre todo en Pepe Gotera y Rompetechos), pero parece que efectivamente el maestro hacía el dibujo a lápiz y un poco experto dibujante lo entintaba, restándole no poco dinamismo.