-->

domingo, 2 de septiembre de 2007

Martz Schmidt y los estereotipos femeninos

Al hilo de la anterior entrada, busqué alguna página del Dr. Cataplasma donde apareciera La señora Millonetis, para mostrar el parecido que guarda con aquellos dibujos extraordinarios. Schmidt es un autor de estereotipos, podemos encontrar abundantes ejemplos en su obra: No hay más que recordar la semejanza entre sus hombrecillos de barba blanca o negra (el propio Cataplasma, El Profesor Tragacanto, Troglodito, El Sheriff Chiquito…y sus oponentes, de gran tamaño).

En cuanto a las señoras de cierta edad, clase social y estilo, también responden a un cierto patrón en toda su obra.

La citada señora Millonetis es la acaudalada paciente del Dr. Cataplasma, fuente casi exclusiva de los ingresos del doctorcito y representante de un linaje inalcanzable para el galeno. Su diseño es clásico y sobrio, como se aprecia en las imágenes:


Schmidt ensaya en las ilustraciones de la Millonetis una cierta sofisticación, que desarrollará con plenitud en el barroquismo de las mansiones de Deliranta Rococó. Detalles como la decoración de su casa, o el diseño de sus automóviles dan fe de ello.



Por otra parte, el autor realizó un personaje casi desconocido (no he podido encontrar referencias a la única página que he localizado y que reproduzco al final) Doña Sinforosa, que no es nada sosa, que se ajusta también al estereotipo iniciado con la señora Millonetis. Participa de su forma de vestir pero se ocupa de asuntos más mundanos y, siendo un personaje único, se desliza de la manera más simpática posible hasta el final de la historieta en consonancia con otras de sus dinámicas y solitarias creaciones (Sófocles, Rasputín, Prudencio).


1 comentario:

choko dijo...

"Es una gran solución para rellenar esta página con algún hecho esporádico" Nadie nunca había hecho una definición tan buena de lo que es el estilo de humor Bruguera ( o a mí me lo parece)

Es una pasada como Schmidt está siempre atento a los fondos y les da a todos ese rollo como americano de los años cincuenta...