-->

jueves, 4 de octubre de 2007

Con ustedes…¡Policarpo!


Es todo un honor traer aquí a uno de los últimos personajes de Ibáñez al que sólo conocíamos de referencia, estaba en los listados de Juan Ramis. Llegó a comentarse muy de pasada en El Mundo de Mortadelo y Filemón y en la tercera entrada de este mismo blog, cuando comentábamos aquel hipotético anuario que nunca llegó a publicarse y nos privó entonces de conocerlo.

El bagaje de Policarpo se reduce a una página en Pulgarcito 1766, fechado en agosto de 1965. No tengo constancia de que este proyecto frustrado haya vuelto a reproducirse después de esa fecha, aunque en el maremágnum de los últimos años en Bruguera, es muy posible que sí.

Ahora, gracias de nuevo al amigo Paco Martín, que ha tenido la amabilidad de enviárme la página, podemos conocerlo por fín.

Un pequeño apunte, y les dejo con él, ya verán que es muy majo. Es otro estereotipo individual, en la línea de Rompetechos o Don Pedrito, con un aire chapliniano plasmado en su misma profesión, vagabundo. En esta página (y quizá en otras previstas) el gendarme es su oponente natural en un escenario como el parque al anochecer. Esta ocasión parece ser una de tantas en los azares de Policarpo, ya que los dos rivales dan muestra de conocimiento mutuo, con desapego y arrebato, respectivamente.

El resto de la historieta continúa en la tónica ibañezca del dinámico desarrollo, y en sus viñetas podemos encontrar persecuciones, choques involuntarios, equívocos y un dibujo más cuidado, logros de ese momento de su carrera.


Policarpo constituye quizá una de las mejores muestras de esa fase de Ibáñez donde comienza a ser evidente su deuda con el cine cómico americano. Ya tardábamos en conocerlo.


Policarpo. Pulgarcito 1766 (03- 08 -1965) Francisco Ibáñez (guión y dibujos)

6 comentarios:

Carlos dijo...

Estupendo hallazgo, ¡no todos los días se descubre una serie de Ibáñez!

Por algún motivo, me gustan las historietas ambientadas en parques. Supongo que me traen recuerdos de Benito Sansón o de Pulgarcito, que iban mucho por allí... aunque no a dormir como Policarpo.

Mortadelón dijo...

¡¡Maravilloso hallazgooo!!
Sí, tiene mucho de Chaplin: el señor menudo de bigotito, el policia bigotón malencarado, el parque...
Vuelvo a decirlo: !maravilloso!
Con tu permiso lo nombraré en mi blog...

Gordito Relleno dijo...

Quizás un personaje indigente que pusiera en solfa a los agentes de la autoridad no era muy recomendable en aquella época. De ahí su efímera existencia tal vez.

Migsoto dijo...

No se si algún día sabremos la respuesta, Gordito...otra posibilidad podría ser que se pareciera demasiado a sus otros dos personajes individuales, D pedrito y Rompetechos. Gracias a Carlos y a Mortadelón por sus comentarios, y, por supuesto, tienes mi permiso para citarlo en el blog.

Chespiro dijo...

Le doy la razón al resto de visitantes: un hallazgo incalculable.
Lástima que no siguiera con este personaje, pues su diseño resulta atractivo y promete dar cierto juego (más, por ejemplo, que Don Pedrito).
Un final de historieta muy sacariniano.

Comiquero91 dijo...

Un gran hallazgo amigo Migsoto, por cierto este personaje es posterior a Rompetechos lo invento por si no le salía bien nuestro enano bigotudo favorito? o lo hizo intentando emular
al gran Escobar, creando un Carpanta Ibañezco?