-->

miércoles, 25 de julio de 2007

Balín y Balón

Confieso que cuando supe de la existencia de estos personajes de Ibáñez, nombrados en el álbum dedicado al 35 aniversario de Mortadelo y Filemón, me quedé de piedra. No tenía ninguna noticia de ellos, no aparecían en el listado de creaciones de Ibáñez en su entrada de Atlas… ¿de donde procedían? Llegué a pensar que los realizó para otra editorial…


Pero no. Balín y Balón se encuadran en las publicaciones Bruguera. Se trata de un chiste alargado, patrocinado por balones Ceplástica y como no podía ser de otra manera, el esférico es el protagonista. Según el vaciado de Juan Ramis, este chiste seriado se publicó en Tío Vivo hacia 1961, con un montaje como en la tira de abajo, que es la que se incluyó en El mundo de Mortadelo y Filemón.

Posteriormente he podido rastrear alguna más, en los primeros números de Super Mortadelo en el año 1973 , ya sin la alusión a la marca publicitaria y sin título que los identifique, también ausente por otra parte en su edición original.

Los otros personajes que aparecen en la tira a color procedente del álbum El 35 aniversario corresponden a Don Adelfo (Can Can, 1958) y a Remigio Capirote, geniecillo con bigote, personaje este último del que no disponemos de ninguna referencia. Agradeceríamos cualquier información al respecto.

Balín y Balón . Francisco Ibáñez (guión y dibujos). Tío Vivo (1961). Reedición en Super Mortadelo (1973).

4 comentarios:

Mortadelón dijo...

¡La de veces que habré visto alguna de sus tiras, y ahora me aclaro de que era estos personajes!

ELRINCONDELTARADETE dijo...

Hay tantos personajes secundarios en las antiguas revistas bruguera que siempre descubres alguno nuevo que tuvo poco exito en su dia.

Migsoto dijo...

A mi también me costó distinguirlos, Mortadelón, hasta que caí en la cuenta. ¿conoces alguna tira más además de estas?

Tienes razón, elrincondeltaradete, hay muchísimos casi desconocidos, al menos para el lector de hoy día, y la filosofía de este blog es ir recuperándolos en la medida de nuestras posibilidades.

Chespiro dijo...

El agrio romance Ibáñez-fútbol viene de largo, ¿eh?